English | Español

Boilermaker y expresidente de State Building Trades, Chuck Westphal, fallece

LOS BOILERMAKERS PERDIERON un defensor y sindicalista comprometido cuando Charles «Chuck» Westphal, expresidente de Los Oficios de la Construcción de los Tres Condados de Michigan (Michigan Tri-County Building Trades) y miembro del Local 169 (Detroit), murió el 11 de abril.

La familia de Westphal está profundamente arraigada al sindicato de los Boilermakers: su padre, dos hermanos, su hijo y un sobrino, todos son, o fueron, Boilermakers. Comenzó su carrera como Boilermaker en el año 1970 y eventualmente se convirtió en un agente de negocios, apoyando a cuatro gerentes de negocios hasta su jubilación en el 2006. Se desempeñó como presidente de Los Oficios de la Construcción de los Tres Condados de Michigan durante gran parte de su carrera, negociando un acuerdo laboral de proyecto totalmente sindical para construir y mantener el Soaring Eagle Casino and Hotel, que se convirtió en un importante proyecto en Michigan.

«Es fácil que nos olvidemos de lo que las personas aportan para ayudarse unos a otros», dijo John Marek, gerente de negocios y secretario-tesorero jubilado del Local 169. «Chuck trajo mucha ayuda a nuestra organización por sus esfuerzos, su influencia y su persistencia. Aquellos que conocieron a Chuck extrañarán muchas cosas de él: su conocimiento, ingenio y orgullo por su organización es lo que más extrañarán».

Westphal fue una pieza clave en el éxito del programa Fight Back de la Hermandad Internacional de Boilermakers, planeando estrategias y campañas de manera proactiva para reclamar el trabajo de los Boilermakers y recuperar el terreno sindical en su área.

«Chuck estaba absolutamente comprometido en hacer lo que fuera necesario para que el programa Fight Back funcionara», dijo el presidente internacional Newton B. Jones, quien dirigió el programa. «Su representación de Fight Back para el Local 169 fue un modelo para otros, y el Local 169 ciertamente se benefició de su liderazgo en ese rol».

Además de su trabajo con los Boilermakers, Westphal sirvió a su país en la Guardia Nacional. Fue un ávido amante de la naturaleza que disfrutaba de la caza, la pesca y pasar tiempo con sus nietos. Prestó servicio en el consejo de Camp Fish Tales, un campamento en Pinconning, Michigan, que ofrece oportunidades recreativas de verano para personas con discapacidades.

Le sobreviven su esposa por 48 años, Marilyn, sus hijos y nietos.