English | Español

Boilermakers dan vida a enorme proyecto de Pennsylvania Chemicals

«Si usted mira alrededor de este sitio, el horizonte ha sido definido por el trabajo de los Boilermakers.— Mark Johnson, delegado sindical del Local 154

HAY CIUDADES MÁS pequeñas que el sitio de construcción de Shell Pennsylvania Chemicals en el condado de Beaver, Pensilvania. Ubicado justo al noroeste de Pittsburgh a lo largo del río Ohio, es uno de los sitios de construcción activos más grandes actualmente en los Estados Unidos. Es difícil asimilarlo todo en un día, y es imposible comprender el alcance del proyecto, y mucho menos las innumerables habilidades individuales de miles de hombres y mujeres especializados que trabajan constantemente allí las veinticuatro horas del día, los siete días de la semana, cambiando el horizonte de la zona y su economía.

Un poco más de seis millas de carreteras tan transitadas como cualquier otra calle principal de Estados Unidos atraviesan e intersectan a lo largo de casi cuatrocientos acres de propiedad salpicada por contenedores, tanques, torres y otras estructuras en constante crecimiento en su camino para convertirse en una instalación de craqueo de etano en funcionamiento. La segunda grúa más grande del mundo, conocida cariñosamente como la «Madre de Todas las Grúas», se destaca entre otras 137. Pueblos de oficinas temporales, centros de comando, edificios desordenados y la construcción de estacionamientos entre los proyectos dentro del proyecto general.

En su apogeo, se estima habrá en el lugar seis mil profesionales calificados, muchos de ellos representados por quince sindicatos diferentes. Y más de trecientos de ellos son Boilermakers, en su mayoría del Local 154 (Pittsburgh) y la División Transitoria Nacional (NTD, por sus siglas en inglés), que trabajan para Great Arrow Builders, Bechtel, McCarl’s y Babcock & Wilcox.

«Si usted mira alrededor de este sitio, el horizonte ha sido definido por el trabajo de los Boilermakers», dice Mark Johnson, delegado sindical del Local 154. «Si observa la unidad de craqueo de etano, los contenedores y las torres, las torres de enfriamiento rápido o el área de polietileno, los reactores de bucle, los contenedores de purga o los sistemas de cogeneración, o las esferas con la división de tanques, nuestro trabajo define esta planta».

Los Boilermakers de la NTD fueron los primeros Boilermakers en llegar a la escena, estableciéndose en noviembre del 2017 para comenzar en los veinticinco tanques, cuatro esferas y un tanque de gas natural licuado de la planta necesarios para, entre otras cosas, almacenar combustibles y sustancias sensibles, operar el sistema de tratamiento de agua de la instalación y almacenar el producto final: bolitas de plástico que se convertirán en todo, desde automóviles hasta estuches de teléfonos y empaques de alimentos.

Hay ochenta y tres constructores de tanques en el sitio que son Boilermakers de la NTD, empleados por Great Arrow Builders. Específicamente, su alcance de trabajo ha incluido la construcción de tres esferas de acero al carbono de 57.5 pies de diámetro; Además, una esfera de níquel de ochenta pies de diámetro para el almacenamiento de etileno. Los tanques consisten en un tanque de almacenamiento interno doble de níquel etileno con el tanque interno que mide 145 x 70 pies. En el área de tratamiento de agua, hay dos tanques de agua de filtro, cinco tanques de aireación, dos tanques de ecualización de flujo, recuperación de petróleo y tanques cáusticos. Y luego hay otros trece tanques de varios tamaños y tipos. Otros ámbitos de empleo que se aproximan son el trabajo en la torre de bandejas de hornos, toda la plataforma de la torre de escalera y el trabajo estructural para tanques y esferas.

«Este tipo de trabajo es realmente sustancial para los Boilermakers», dice Shon Almond, subdirector de Servicios de NTD. «Con todos los diferentes estilos de tanques y esferas, carbono y níquel, este proyecto es una buena vista de los muchos estilos que la industria de tanques de los Boilermakers de la NTD tiene para ofrecer».

«Este ha sido un gran impacto económico para la región, para nuestro salón y para los Boilermakers. Obtener un trabajo como este que dure tres o cuatro años, es genial tener eso. Y es empleo durante todo el año».— Michael Stanton, agente de negocios del Local 154

«Este es realmente un gran proyecto para ver la maravillosa destreza de los Boilermakers».

Se estima que habrán Boilermakers trabajando constantemente en el proyecto por un par de años más. Además del trabajo de la NTD, los Boilermakers también construyen los sistemas de cogeneración de la planta que proporcionarán energía a Pennsylvania Chemicals, incluyendo las dos turbinas de combustión de gas natural y los generadores de vapor de recuperación de calor (HRSG, por sus siglas en inglés).

Y mientras los Boilermakers están construyendo tanques de tratamiento de agua y trabajando en la antorcha elevada, otros están ocupados en el área de la unidad de craqueo de etano. Están soldando los pases de convección en el primero de siete hornos que eventualmente calentarán el gas etano a temperaturas considerables, comenzando el proceso de romper los enlaces químicos para producir etileno y otros subproductos.

«La parte inferior del horno es de tres cajas separadas», explica el Boilermaker Nick Calore. «Elevamos las cuatro primeras cajas, y hay más piezas para subir que todavía no hemos colocado y que están llegando en barcazas».

En el otro lado del sitio del proyecto, literalmente a una milla de distancia, aún hay más Boilermakers trabajando en el área de la unidad de polietileno.

«He estado en algunos proyectos grandes, pero nada a esta escala. Nada tan grande. Simplemente sigue creciendo a nuestro alrededor».— Jim «Spanky» Witner, Local 154

El Boilermaker del L-154 Jim «Spanky» Witner describe la instalación de los recipientes en la unidad de polietileno un mes antes. Cada uno pesaba alrededor de un millón de libras y se instaló utilizando la gigantesca grúa de anillo PTC con una pluma de 720 pies.

«He estado en algunos proyectos grandes, pero nada a esta escala. Nada tan grande», dice. «Simplemente sigue creciendo a nuestro alrededor. Han surgido muchas cosas diferentes, muchas alturas en las que no estábamos antes. Ha sido emocionante».

Y para los Boilermakers del L-154 como Witner, también ha estado convenientemente cerca de casa. Está a solo treinta y cinco minutos en automóvil para él y a solo cuarenta minutos del salón sindical del Local 154.

«Por lo tanto, es realmente un trabajo local, y va a reconstruir la comunidad, especialmente en el área del condado de Beaver. Es bueno saber cuáles serán los beneficios a largo plazo para esta área monetariamente y así sucesivamente», dice Witner.

El exceso de trabajadores que llaman hogar al condado de Beaver mientras laboran ya ha sido una bendición para las empresas locales y el condado, que habían sufrido después de que las fábricas de acero y las plantas de carbón del área de Pittsburgh cerraran. De hecho, la instalación se está construyendo en los terrenos de una antigua planta de fundición.

«Este ha sido un gran impacto económico para la región, para nuestro salón y para los Boilermakers», dice Michael Stanton, agente de negocios del Local 154. Obtener un trabajo como este que dure tres o cuatro años, es genial tener eso. Y es empleo durante todo el año».

«Este trabajo presentó muchos desafíos, y me enorgullece decir que nuestros muchachos han aceptado esos desafíos y realmente dieron un paso al frente y respondieron a esos retos».

«Los Boilermakers siempre hemos tenido un fuerte legado. Trabajamos muy duro. Nos enorgullecemos mucho de nuestro oficio y hacemos un buen trabajo, lo hacemos a tiempo, lo hacemos bien. Significa mucho para mí. Soy una segunda generación de Boilermakers, así que, ya saben, usted viene aquí y hace un buen trabajo».
— Nick Calore, Local 154

«Me convertí en Boilermaker, porque pensé que el trabajo era bastante bueno. Pensé que era único, y podría divertirme mucho haciéndolo, y me he divertido mucho haciéndolo a lo largo de los años. He conocido a un montón de gente estupenda, he estado en muchos lugares y ha sido una gran experiencia a lo largo de mi vida».
—Bernie Ackerman, Local 154

«Como Boilermakers, nos enorgullecemos de nuestro trabajo. Podemos hacer cualquier cosa. Si algo necesita hacerse, decimos: “Podemos hacerlo. Nosotros nos encargaremos de eso. Para el gran aparejo, soldadura, lo haremos. Lo resolveremos».
—Jim “Spanky” Witner, Local 154

Últimas Noticias

Clase básica

Líderes locales avanzan en la representación de los trabajadores

Leer Más

El representante internacional Emile Gareau

Representante internacional Gareau anuncia empleos sindicales a indígenas de Canadá

Leer Más

La derogación del impuesto «Cadillac» otorga un alivio a los planes de salud de los sindicatos

La derogación del impuesto «Cadillac» otorga un alivio a los planes de salud de los sindicatos

Leer Más

Boilermakers completan el curso de gestión de proyectos de MOST

Leer Más

Derek y Joni Gusoskey

Los beneficios hipotecarios son muchos con Union Plus

Leer Más