Skip to main content
English | Español

¿Qué se prepara en Vulcan? Perfección.

[+]Agrandar

Mark Campbell, soldador TIG de fabricación, inspecciona su trabajo después de soldar con gas inerte de tungsteno la cubierta exterior de un horno de convección que sostendrá el cristal de la ventana.

[+]Agrandar

El pulidor de fabricación John McFarlane remueve los granos en el revestimiento de una puerta de horno de convección.

[+]Agrandar

El presidente del L-S50, Wilton Barnett, ensambla a mano una estufa eléctrica Vulcan de capacidad mediana.

[+]Agrandar

Dave Zukowski monta cuatro marcos de puertas de horno de convección en un sistema de soldadura robótica de gas inerte de metal.

[+]Agrandar

Charles Day coloca y prueba las puertas en un horno de convección. En una cocina muy concurrida, es imprescindible la facilidad y seguridad al abrir y cerrar las puertas.

[+]Agrandar

Hugh Poole pone su experiencia en práctica al armar un asador para hornear Vulcan de alto rendimiento. Poole ha trabajado para Vulcan durante 50 años.

El Local S50 fabrica el equipo que sirve a la calidad

EN UN RESTAURANTE de gran prestigio conocido por sus filetes, un cliente anticipa el jugoso bistec que ordenó. Está hambriento, y mientras toma un buen cabernet y conversa mientras disfruta los aperitivos, piensa en la braseada delicia que está por venir, de centro rojo cálido que se disuelve en el paladar. Es el artículo más costoso del menú. Por lo tanto, hay mucho en juego: si el chef se equivoca, es probable que el cliente no regrese.

Pero no hay que preocuparse, porque cuando llega, la carne está perfecta, como siempre lo es.

Pero ¿qué tiene esto que ver con los Boilermakers? Resulta que mucho.

Verá, el bistec perfecto no sucede por accidente. Conseguir el calor y el tiempo adecuado para complacer de manera constante a los diversos paladares de los clientes a los que les gustan sus bistecs de tiras, solomillos, filetes y chuletón en T sangrientos, quemados y todo lo demás requiere dos cosas: práctica y el mejor equipo.

Y el equipo Vulcan de primera calidad utilizado por muchos de los mejores chefs en los mejores restaurantes está fabricado por los mejores trabajadores especializados: los Boilermakers del Local S50 (Baltimore).

Para el L-S50, hacer los productos Vulcan de manera correcta tampoco sucede por accidente. Requiere práctica profesional experimentada y el mejor ambiente de equipo.

"El trabajo bien realizado en esta instalación es fundamental para lo que hacemos. No hay mucha automatización, la mayoría de estos productos se fabrican a mano y se ensamblan a mano», dice el gerente de la planta Darrin Furgason. «Las personas que pagan mucho dinero por un equipo esperan que sea perfecto."

Entonces, ya sea que los miembros del L-S50 estén haciendo una estufa, un horno de convección, parrillas verticales o equipos de mantenimiento con calefacción; operando un montacargas; ajustando un tablero de control de temperatura; cortando, soldando o puliendo piezas en el proceso de fabricación; o envasando el producto final (el L-S50 hace todo eso y más), la perfección es la meta.

"Estaba tan orgulloso cuando llegué a Vulcan, es el mejor equipo de cocina del mundo», dice Danny McCartney, técnico de ensamblaje. «Enorgullece ir allí, y saber, que estás haciendo lo mejor."

"Cuando voy a un restaurante o instalación, siempre miro si tienen un producto Vulcan ahí, para poder sentir un poco más de orgullo. ¡Yo podría haberlo hecho!», agrega el presidente del L-S50, Wilton Barnett, quien también es técnico de ensamblaje.

Y como la práctica hace la perfección, también es lógico que muchos de los trabajadores, como Barnett, son empleados bien entrenados de Vulcan desde hace muchos años. Trabajar por décadas para la empresa es bastante habitual. Barnett ha trabajado allí durante 40 años, McCartney por 46. Esa es la norma en las instalaciones de Vulcan en Baltimore. Muchos, como McCartney y Sandy Smith, comenzaron a trabajar justo después de la escuela secundaria y planean jubilarse de la compañía. Smith, una operadora de instalación de equipos de fabricación, ha estado allí durante 40 años. (Nota: el sindicato de los Boilermakers ha estado ahí durante 65 años).

¿El secreto para conservar operarios y trabajadores cualificados? Además de trabajar como un sindicato para asegurar que sus voces sean escuchadas, los miembros del L-S50 describen constantemente la atmósfera que han desarrollado en Vulcan de la misma manera: es una familia. Y una muy grande, con unos 100 Boilermakers en la instalación.

"Creo que la razón principal por la que a la gente le gusta trabajar aquí es por las otras personas», dice Furgason. «Las personas con las que trabajan, bueno, son como una familia. Terminas pasando mucho tiempo con estas personas, ¡casi más tiempo que con tu familia en casa! Entonces, usted llega a establecer relaciones con sus compañeros de trabajo y la gerencia."

"Somos una gran familia, somos un sindicato, nos mantenemos unidos», afirma el especialista en materiales Vernon Jackson, secretario/tesorero del L-S50 y empleado de Vulcan por 31 años.

"Todos quieren estar juntos," agrega Barnett. "Es una especie de camaradería, y todos están siempre preocupados por los demás. Familia es una palabra fuerte, y es una palabra verdadera. Así es como somos aquí en Vulcan."

Cuidarse los unos a los otros como familia; sintiéndose orgullos de su trabajo. Eso es lo que lidera a los equipos Vulcan, que están bien hechos, son bien utilizados y el precio vale la pena. Es lo que motiva a la perfección. Es lo que pone las herramientas correctas en las manos de los chefs.

"Me enorgullece saber que puedo ir a un restaurante y decir: “Oh, yo hice eso”, y algunos de los (equipos) tienen 30 años o más. Entonces, sé que hice esa estufa», dice Smith. «Puedo decir honestamente que hacemos un producto de calidad."

"La mayoría de las personas aquí van más allá."

Y esa podría ser una de las razones por las que los filetes saben tan bien.

Últimas Noticias

  • Inscripciones abiertas para la Conferencia ISO 2019

    Inscripciones abiertas para la Conferencia ISO 2019

    Leer Más

  • Locales otorgan insignias de servicio

    Locales otorgan insignias de servicio

    Leer Más

  • Parte comediante, parte motivador, parte consejero, el orador invitado de NACBE, Chad Hymas, describe cómo un accidente que cambió su vida, le hizo replantear su enfoque en la manera de vivir y en la resolución de problemas.

    Cuadripléjico propietario de rancho entrega mensaje sobre cambio, solución de problemas, vida con propósito

    Leer Más

  • Al final del campamento de entrenamiento, los contratistas evalúan a los participantes. Arriba, Jeff Kehoe de Babcock & Wilcox realiza una prueba de tubos.

    Nuevo Campamento de Entrenamiento de Soldadura equipa trabajadores para el campo de la construcción

    Leer Más

  • Gary Parrish, un representante del L-1073, y su esposa, Christine, se preparan para su viaje de cuatro días conduciendo a Las Vegas.

    Miles de millas no se pueden interponer entre Boilermaker del L-1073 y su sueño de asistir a la Conferencia ISO

    Leer Más