Skip to main content
English | Español

Nuevo Campamento de Entrenamiento de Soldadura equipa trabajadores para el campo de la construcción

[+]Agrandar

Al final del campamento de entrenamiento, los contratistas evalúan a los participantes. Arriba, Jeff Kehoe de Babcock & Wilcox realiza una prueba de tubos.

[+]Agrandar

Estudiantes asisten a clase en el Campamento de Entrenamiento de Soldadura del Local 28.

[+]Agrandar

Los participantes que demuestren aptitud están invitados a una capacitación de soldadura más avanzada. Arriba, Kyle Simcox y Randy Johnson (de pie) del Local 28 practican la soldadura de compañeros.

La formación beneficia a los reclutas, aprendices y jornaleros

LAS OPERACIONES DE los Servicios de la Construcción, junto con la División Transitoria Nacional y el Programa Nacional de Aprendizaje de los Boilermakers pusieron en marcha el Campamento de Entrenamiento de Soldadura (Welding Boot Camp), un programa de entrenamiento detallado y estructurado para enseñar soldadura a reclutas, aprendices y jornaleros. Desde el campamento inicial en julio del 2018, más de una docena de logias locales han acogido el programa en todo Estados Unidos. Es nuevo y promisorio, con una tasa de aprobación del ochenta y ocho por ciento en las pruebas para certificaciones de soldadura que se dan al final de cada programa.

Jeff Hughes, director de los Servicios de Entrenamiento de las Operaciones del Sector de la Construcción, creó el nuevo programa de capacitación como una manera para que el sindicato produzca trabajadores adicionales bien capacitados para el campo de la construcción.

«Si tenemos la mano de obra calificada, obtendremos el trabajo», dice. «Si podemos generar más soldadores, entonces cuando otros oficios estén carentes, podemos hacer su trabajo».

El campamento de entrenamiento es también una herramienta de reclutamiento y retención. Cuando una persona solicita convertirse en aprendiz, el solicitante se coloca en uno de cuatro grupos: grupo cuatro – sin experiencia; grupo tres – fue a la escuela de soldadura; grupo dos – pasó una prueba de soldadura estructural con un contratista; y grupo uno – pasó una prueba de tubo.

Según el director de Servicios Nacionales de Reclutamiento, Tim Simmons, la mayoría de los solicitantes entra en los grupos tres y cuatro, pero las logias locales prefieren contratar aprendices de los grupos uno y dos. Además, Hughes dice que ocasionalmente un solicitante cae en el grupo uno o dos, pero no hay espacio en el local para contratarlos en el momento de la solicitud.

«A veces tienes un buen candidato y no se puede incluir en un programa de aprendizaje del local. El campamento de entrenamiento es un esfuerzo para mantener el talento prometedor», dice Hughes. «También hay soldadores intermedios que son miembros actuales, pero necesitan ser preparados para la productividad en el sitio de trabajo».

Ahí es donde entra el campamento de entrenamiento.

El programa está configurado como un sitio de trabajo. Los estudiantes en clases pequeñas trabajan diez horas al día, entrenando seis días a la semana. Progresan continuamente durante tres semanas, aprendiendo técnicas de preparación de pruebas en soldadura de arco de metal blindado y soldadura de arco de núcleo de flujo (SMAW y FCAW, por sus siglas en inglés respectivamente). Si califican durante el campamento de entrenamiento, trabajarán durante otras tres semanas de entrenamiento en tubo, tanto en la categoría individual como con un compañero. La mayoría de los participantes viajan desde fuera de la ciudad, por lo que están alojados en un hotel con un compañero de cuarto. Reciben veinticinco dólares al día para sus comidas. Los programas de aprendizaje de área y el Programa Nacional de Aprendizaje de los Boilermakers (BNAP, Boilermakers National Apprenticeship Program) dividen el costo de los campamentos de entrenamiento.

Al final del campamento de entrenamiento, los contratistas ponen a prueba a los estudiantes.

«Los sometemos a las condiciones básicas que experimentarían en el proceso», dice Hughes.

El campamento de entrenamiento también ofrece a los aprendices una vía para completar el programa de aprendizaje de cuatro años en un período de tiempo más corto «porque obtienen las habilidades para trabajar más horas», dice Hughes.

Jim Chew, gerente de negocios/secretario-tesorero en el Local 28 (Newark, Nueva Jersey), recientemente realizó un campamento de entrenamiento en la logia. Chew dijo que el entrenamiento fue lo mejor que han hecho en los últimos tiempos. «Solo en este local, hemos elegido a unos veinticinco soldadores certificados a través del campamento de entrenamiento».

Chew también señaló que, si los asistentes superan las pruebas del contratista, obtienen la certificación Arco Común (Common Arc).

«Este programa es una buena manera de agregar más soldadores a la membresía», dice.

En cuanto a los reclutas, si pasan las pruebas, Simmons los agrega al Sistema de Entregas de los Boilermakers (Boilermakers Delivery System) y los pone a trabajar.

«El campamento de entrenamiento de soldadura brinda a los reclutas la oportunidad de ser evaluados por su nivel de habilidad y mejorar sus habilidades para tener más posibilidades de encontrar empleo como Boilermakers sindicales», dice Simmons, quien está satisfecho con el programa y cómo encaja con sus esfuerzos de reclutamiento.

Igualmente, Hughes.

«Este programa es una victoria para todos: el aprendiz, el local y el sindicato», dice Hughes. «Desde el 1 de agosto, hemos tenido más de doscientas solicitudes de mano de obra y estamos escasos por todas partes. Principalmente estamos escasos de soldadores. El Campamento de Entrenamiento de Soldadura es una de las herramientas de la caja de herramientas que utilizamos para solucionarlo».

Se necesita un «pueblo» para poner en marcha un campamento de entrenamiento

LOS CAMPAMENTOS DE entrenamiento de soldadura exitosos no ocurren por accidente. Se necesitan muchas manos y entrenadores capacitados para garantizar que las cosas funcionen bien y eficazmente. Actualmente, Hughes cuenta con tres instructores principales: Daniel Brown, Local 45 (Richmond, Virginia); Bill Campbell, Local 433 (Tampa, Florida); y Joel Kipfer, Local 26 (Savannah, Georgia).

Tiffany Mellott, administradora de la oficina de BNAP, reserva las habitaciones de hotel de los estudiantes, gestiona los viáticos y los procesos administrativos finales.

Dado que el campamento de entrenamiento es un nuevo concepto, Jay Brophy, representante de Movilización y Entrenamiento de MOST, promueve el programa y busca a los Boilermakers que serían una buena opción para participar. Eso es además de su carga de trabajo «regular».

«Jay ha hecho un trabajo tremendo en el reclutamiento de personas para el campamento de entrenamiento», dice Hughes. «Trabajamos mano a mano. Él hace llamadas telefónicas entre las clases del Código Boilermaker. Siempre está activo».

Últimas Noticias

  • Inscripciones abiertas para la Conferencia ISO 2019

    Inscripciones abiertas para la Conferencia ISO 2019

    Leer Más

  • Locales otorgan insignias de servicio

    Locales otorgan insignias de servicio

    Leer Más

  • Parte comediante, parte motivador, parte consejero, el orador invitado de NACBE, Chad Hymas, describe cómo un accidente que cambió su vida, le hizo replantear su enfoque en la manera de vivir y en la resolución de problemas.

    Cuadripléjico propietario de rancho entrega mensaje sobre cambio, solución de problemas, vida con propósito

    Leer Más

  • Al final del campamento de entrenamiento, los contratistas evalúan a los participantes. Arriba, Jeff Kehoe de Babcock & Wilcox realiza una prueba de tubos.

    Nuevo Campamento de Entrenamiento de Soldadura equipa trabajadores para el campo de la construcción

    Leer Más

  • Gary Parrish, un representante del L-1073, y su esposa, Christine, se preparan para su viaje de cuatro días conduciendo a Las Vegas.

    Miles de millas no se pueden interponer entre Boilermaker del L-1073 y su sueño de asistir a la Conferencia ISO

    Leer Más