Skip to main content
English | Español

El viaje de una hermana en la Hermandad

[+]Agrandar

Angie Holder ha sido miembro por 2o años del Local 363 en Belleville, Illinois.

El respeto mutuo entre los sexos es vital para el éxito

CUANDO ANGIE HOLDER comenzó como aprendiz hace 20 años en el Local 363 (Belleville, Illinois), comprendió que trabajar en una profesión dominada por hombres tendría sus desafíos. Pero Holder señala que, desde su primer día en el trabajo, las recompensas de laborar como Boilermaker han sobrepasado cualquiera de las pruebas que enfrenta.

Ella dice que ver la carrera de su padre, Teddy Bass (L-363), estimuló su interés en el oficio. “Cuando era niña, mi padre me llevó a una obra”, dice. “Todavía recuerdo el calor y el olor. Me encantó”.

Bass no quería que Holder fuera Boilermaker. Las profesiones femeninas tradicionales eran su idea de una carrera correcta para su única hija.

“Hace veinte años, mi padre me dijo que debía ser enfermera”, dice Holder con una carcajada. “Simplemente no pensaba que necesitaba estar aquí.”

Cuando era niña, mi papá me llevó a una obra. Todavía recuerdo el calor y el olor. Me encantó.

Sin embargo, ella no hizo caso. Holder siguió insistiéndole a su padre. Él finalmente aceptó, llevándola a tomar la prueba entonces requerida por el Local 363 como parte de la solicitud para convertirse en aprendiz. Cuando ya empezó a trabajar, su padre se había retirado. Bass murió en el 2000, unos años después de que Holder se encaminó en su primera asignación.

En su primera misión, trabajó en el permiso. Cuando entró en la cabaña de descanso, todos los hombres dejaron de hablar. “Fue un silencio total, porque no había otras mujeres en el trabajo”, recuerda Holder. “Encontré un lugar en la esquina para sentarme, y un tipo se acercó y dijo: ‘Ese es mi lugar.’ Así que me acerqué y dije ‘No estoy tratando de tomar tu lugar’ y pensé: ‘Aquí vamos’.”

Mucho ha cambiado desde aquel primer día. Ahora hay más mujeres en su local de lo que había hace 20 años, y los hombres se están acostumbrando más a ver a las mujeres en las obras. Los hombres la respetan ahora, tanto los jóvenes que entran como aprendices, así como también sus hermanos sindicales de hace mucho tiempo.

A Holder le gustaría ver a más damas Boilermaker, no es que ella piense que cada mujer, o incluso cada hombre, es adecuado para el trabajo. “Se necesita alguien especial para estar aquí. No creo que haya que hacer ajustes si las personas no pueden hacerlo”, dice, señalando que se aplica a ambos sexos.

Durante sus dos décadas en el sindicato, Holder ha visto a mujeres y hombres sobresalir en una obra al respetar los puntos fuertes del otro. “Yo no podría ser tan fuerte como un hombre para hacer ciertas cosas, pero hay hombres con miedo a las alturas, así que yo subo”, dice. “Siempre he sentido que trabajar bien juntos es un intercambio”.

Mirando hacia atrás a través de sus años en la Hermandad, Holder dice que se queda porque no se imagina haciendo otra cosa.

“Me encanta el trabajo y ensuciarme. No es lo mismo una y otra y otra vez. Me encanta trabajar con los chicos, con gente de todo el país y todos los ámbitos sociales. Juntos, hacemos que funcione.”

Últimas Noticias

  • Local 85 apoya candidata para gobernadora de Ohio el Día del Trabajo

    Leer Más

  • IVP-NE John Fultz discute los cambios de liderazgo, los asuntos de fuerza laboral.

    Reunión tripartita actualiza socios de la industria de la región NE

    Leer Más

  • En la reunión con el ministro Amarjeet Sohi (segundo desde la izquierda) están, izq. a der., el fideicomisario del L-146 Ron Ruth, IR Cory Channon y el sub-gerente de negocios del L-146 Robert Key.

    Miembros canadienses hablan de comercio con el ministro del gabinete

    Leer Más

  • IVP-WS J. Tom Baca explica cómo el Programa de Ayudante mantiene los costos bajos para los propietarios y contratistas.

    Tripartito de los Estados Occidentales hace hincapié en organización y ayudantes

    Leer Más

  • Internacional anuncia ganadores de becas

    Leer Más